La vida desconocida del Greco


La vida desconocida del Greco antes de Toledo

Su pintura es capaz de llegarnos muy adentro, aunque el pintor cretense sigue siendo un desconocido porque poco se sabe sobre su vida personal y las pinceladas que tenemos corresponden a su época en Toledo. En Destino Toledo te llevamos a disfrutar de todas las obras del Greco, aunque antes queremos acercarte un poco a la vida desconocida de Domenikos Theotocopoulos.

El Greco en Creta

El pintor de nombre casi impronunciable, Domenikos Theotocopoulos, nació en Fodele, un pueblecito muy cercano a la capital de Creta. Hoy en día se puede visitar un museo dedicado al Greco en el que les gusta señalar que es allí donde nació y no en Heraclio como se suele decir.

De su familia se sabe poco, aunque el nombre de su hijo Jorge Manuel nos remite a su padre Giorgos y a su hermano Manoussos, un recaudador de impuestos que en su día obtuvo patente de corso para ejercer la piratería y que tuvo infinidad de problemas por las deudas que contraía allá donde iba.

Se puede intuir que se trataba de una familia acomodada en la Creta veneciana de la época, ya que el Greco dio muestras de ser una persona cultivada y el acceso a la educación no estaba al alcance de todo el mundo. Y a pesar de que el pintor se formó  artísticamente entre iconos bizantinos propios de la religión ortodoxa, todo indica que pertenecían a la colonia católica de la isla.

El Greco en Venecia

En su Creta natal adquirió fama y prestigio desde muy joven. Lo sabemos porque en algunos documentos otros pintores se refieren a él como ‘maistro’, pero el espíritu inquieto y ambicioso del Greco le llevó a buscar nuevos horizontes. El ambiente cretense se le quedaba pequeño y emprendió el viaje a Venecia en el año 1567.

Allí perfeccionó su arte ni más ni menos que en el taller de Tiziano y sobre su vida personal en la ciudad de los canales no hay absolutamente nada. ¿Es que solo se dedicó a trabajar durante su estancia en Venecia? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que por aquel entonces todavía no podía hacer sombra a nombres de peso en el mundo del arte como al propio Tiziano, a Tintoretto o a Veronés.

El Greco en Roma

Por este motivo, como vio que los mejores encargos se los quedaban los por entonces grandes pintores, decidió marcharse a probar suerte a Roma, donde  la reciente muerte de Miguel Ángel ofrecía más posibilidades a los nuevos artistas. En 1570 llegó a Roma y no perdió el tiempo a la hora de establecer amistades provechosas con la flor y nata de la ciudad. Humanistas y eclesiásticos formaban parte de su entorno social y entre ellos destacaba Don Luis de Castilla.

Este Don Luis de Castilla era hijo (sí, has leído bien) del deán de la Catedral de Toledo, Diego de Castilla, y fue precisamente el que le abriría las puertas de su estrellato artístico en España. No sabemos por qué el Greco no encajó en la vida romana, pero está claro que los encargos que recibía allí no eran suficientes para él. Y el pintor, siempre queriendo ensanchar miras y en busca del éxito profesional, apareció en España hacia el año 1577.

El Greco en Toledo

En un principio no llegó a Toledo, sino que vino con la idea de formar parte activa en la decoración del monasterio de El Escorial. Sin embargo, aunque sus recomendaciones no podían ser mejores, Felipe II no estaba preparado para el estilo original de ese pintor cretense recién llegado.

Su amigo Luis de Castilla fue el que le proporcionó los contactos que necesitaba para ganarse la vida sobradamente en Toledo. Sus primeros encargos ya le darían fama eterna: el retablo de Santo Domingo el Antiguo y El Expolio, una de las joyas de la Catedral que no te puedes perder.

Y si en principio no contaba con establecerse en la ciudad del Tajo, tal vez su rapidez a la hora de tener un hijo con Jerónima de las Cuevas, que nació un año después de su llegada a España, tuvo algo que ver con su decisión de convertirse para siempre en el inolvidable ‘griego de Toledo’.

Esta historia, y muchas más, las podréis conocer en las rutas guiadas diarias de Destino Toledo, siempre de la mano de nuestros guías oficiales de turismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *