Vive una experiencia subterránea con Destino Toledo


La Ciudad Imperial es capaz de todo. No solo puede robarte el corazón con sus edificios, sino también con todo lo que guarda en el subsuelo. En Destino Toledo no queremos que te pierdas ninguno de los rincones de esta preciosa ciudad, por eso te ofrecemos nuestra ruta “Leyendas y subterráneos”. Conocerás los lugares más recónditos de Toledo y sus mejores historias.

LOS SUBTERRÁNEOS

Las cuevas, pozos y aljibes que se encuentran bajo Toledo es algo digno de admirar. Por ello, en nuestras rutas diarias podrás conocer hasta el más mínimo detalle de los 5 subterráneos más conocidos de la ciudad.

  1. Temas Romanas

La función del lugar era ofrecer baños termales o balnearios. Se podrán observar dos estancias bien diferenciadas: una de ellas que aún no está definida; y la otra con forma rectangular, cuyo subsuelo se dotó de un calefactor para poder caldear el lugar y formar una especie de sauna de la época.

2. Pozo del Salvador

 La entrada al mismo pasa desapercibida. Parece que se trata de una salida de humos de un garaje, pero no, es el Pozo del Salvador. Fue descubierta, de casualidad, por el Ayuntamiento, y actualmente es otro de los subterráneos más famosos de la ciudad. Actualmente, contiene agua, la cual proviene del aljibe.

3. Casa del judío

Situada en el corazón de la judería de la ciudad, la Casa del judío está formada por dos lugares característicos: el patio y el sótano, que es probable que realmente se tratara de un baño litúrgico judío o miqva, cuya función era la purificación espiritual y preparación para algún suceso importante en la vida de un judío.

4. Baños del Cenizal

En este caso, se trata de baños islámicos conservados en los sótanos del casco histórico de la ciudad. Dentro del mismo se conservan dos salas: la sala de ingreso y la sala fría. Han sido declarados Bien de Interés Cultural, construyendo una realidad social, higiénica y religiosa de la Edad Media de Toledo.

5. Baños de Caballel

 Se trata de otro ejemplo de baños islámicos creados, aproximadamente, en el año 1183. En este caso, están dotados de tres salas: fría, templada y caliente, no siendo manipulada ninguna de ellas, ya que sólo se han limitado a reparar la zona para habilitarla.

Estas son algunas pinceladas que podrás ver y conocer en nuestra ruta sobre los subterráneos de Toledo. No te quedes con la duda y reserva ya nuestra ruta Leyendas y Subterráneos. Conoce lo mejor de la ciudad de la mano de Destino Toledo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *