Conoce los principales barrios de la judería de Toledo


Si hay algo peculiar de la Ciudad Imperial es, sin duda, su historia. La convivencia de las tres culturas nos ha dotado de los mejores edificios monumentales, gran variedad de centros de culto y las mejores leyendas, las cuales han brindado, sin duda, una magia especial a la antigua capital visigoda.

En Destino Toledo queremos que conozcas cada detalle de nuestra ciudad, por ello queremos darte unas pinceladas sobre los rincones judíos de Toledo y que vengas cuanto antes a conocerlo por ti mismo con una de nuestras rutas,

¿Por qué Toledo?

Los judíos sentían predilección por las ciudades, estableciéndose en aquellas donde se sentían a gusto y podían prosperar, por lo que una de sus ciudades favoritas fue el caso de Toledo. Las juderías se situaban junto al resto de culturas dominantes del lugar.

Pese a estar sometidos al poder político de los reyes, en Toledo poseían un alto grado de independencia, aunque siempre sometidos a la realeza.

La judería de Toledo 

La ciudad contaba con cinco barrios diferenciados de la población cristiana:

1 . La llamada Judería Mayor, amurallada y con puertas, situada en los aledaños de la plaza de Barrio Nuevo, cerca de Santo Tomé. Aún se conserva una vivienda judía denominada como Casa del Judío”, que se conserva con preciosas yeserías de mudéjares del siglo XV. Puedes visitar esta casa con nuestra ruta a los subterráneos.

2. El Matadero de los Judíos, localizado en las proximidades del puente de San Martín. Había un molino harinero, un matadero, tiendas y un hospital.

3. La Madinat al-yahud, asignada por los musulmanes a los propios judíos. Se sitúa entre la Puerta del Cambrón y el Puente de San Martín.

 

4. El Alacava era considerado el barrio principal de toda la judería. Entre San Juan de los Reyes y el cerro de la virgen de Gracia, este barrio fue el más poblado, ya que contaba con una sinagoga, una escuela y un fantástico mirador hacia los cigarrales y el río Tajo.

5. Caleros se encontraba también muy cerca de Santo Tomé, aunque en este caso no estaba amurallado y estaba bastante aislado.

El truco para saber si te encuentras o no en el barrio judío de Toledo es muy sencillo, solo tendrás que buscar estos azulejos en las paredes y suelo del casco antiguo.

Y no solo eso, con Destino Toledo podrás disfrutar de toda su historia, sus sinagogas, leyendas y mucho más. Vive la ciudad imperial con todas nuestras rutas, realizadas con guías oficiales.

¡Ven con Destino Toledo y que no te pique la curiosidad!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *