Gustav Klimt y su ruta por Toledo


El fascinante pintor austriaco estuvo de ruta por España en 1909, visitando únicamente dos ciudades; Madrid y Toledo. Le atraía especialmente la pintura de Velázquez y El Greco, y esta vez la balanza cayó a favor de la ciudad imperial, lo que condujo a Klimt a una ruta por Toledo que le dejó totalmente cautivado.

Tanto es así que decidió compartirlo con Emilie, su compañera de vida durante 30 años, y quien dicen que es la joven representada en una de sus grandes obras “El beso”, junto al autor.

klimtfloge

 

De su ruta por Toledo le mando cinco postales, algo que nos resulta fascinante, que este gran genio vea como algo imprescindible compartir el sentimiento que la ciudad le produce, con su fiel Emilie, quien fue la única que le acompaño en el final de sus días, por deseos del propio autor.

Os dejamos una maravillosa postal, que a pesar de que a el no le convence la calidad de la misma, gana en valor al fusionar la imagen de Toledo con la singular caligrafía del autor.

image1

image2

En una de las postales, enviadas el 29/10/1909 más concretamente, le dice a Emilie que piensa en ella intensamente, que ella habría disfrutado de igual modo que él la visita a esta ciudad y que el Greco es espléndido al igual que Toledo.

Eso si, finaliza dejando clara su idea de que las postales son muy malas ! Que exigencia la de los grandes artistas!

Gracias Gustav, te mandamos, al igual que tú hacías en esta postal a Emilie, cariñosos saludos.

Descubre esta historia y muchas más en nuestras rutas por Toledo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *